01 July 2020

La procastinacion por culpa de no ordenar las tareas.

He experimentado, que tener muchas tareas, no significa que no se puedan hacer, lo único que pasa, es que si no eres ordenado en su ejecución y organización puede hacerse una montaña, que vista desde lejos, invita a la procastinación de sus "ascenso".

Es muy importante, que podamos cuantificar y ordenar por prioridades las tareas, pues así tendremos una "ruta" de ascenso óptima, a la gran montaña de tareas que se nos perfila.
Intentar atacar el ascenso por una ladera no explorada y "salvaje" puede llevarnos a desistir y no avanzar.

Aveces, me ha pasado que al no tener una idea clara de por donde empezar, y tener tantas cosas que hacer, mi mente, ha resuelto "no hacer nada" acabando el día con una gran sensación de decepción y arrastrando una insatisfacción con uno mismo que genera una bola todavía más grande, que te "arrastra" al día siguiente a hacer lo mismo y por tanto caer en un circulo vicioso difícil de vencer.

Es pues que debemos cuantificar y listar nuestras tareas e intentar hacer algo, aunque no sea nuestra prioridad, no parar, avanzar por lo que nos resulte más agradable de nuestra lista de tareas, pero no dejar de hacer nada, de modo , que al final del día, por muy mal que lo hayamos hecho, siempre habremos avanzado algo, y podremos estar satisfechos de nuestro trabajo, dándonos ánimos para el día siguiente abordar, tareas cada vez más "duras".

Seguro que con el tiempo, seremos capaces de alcanzar metas cada vez más altas.

No comments: